Maquillaje con Filtro Solar Casero

Las mascarillas son el primer paso de un tratamiento facial, pero no todas producen los mismos efectos. Averigua cuál de ellas es la mejor para ti y que te pueden servir como filtros solares de preparación casera.

Limpias, tonificas e hidratas tu piel con periodicidad, llevas una dieta sana, bebes mucha agua y dedicas a dormir las horas necesarias. Sin embargo, aun así tu piel tiene un aspecto apagado y desigual. Esto significa que necesitas una mascarilla facial. Al igual que los barros o lodos, se han utilizado durante miles de años para limpiar, suavizar y depurar la piel del cuerpo, las mascarillas faciales se usan desde hace muchísimo tiempo para limpiar el cutis a fondo, estimular la circulación sanguínea y suavizar e hidratar la piel. Pero tienen también otras propiedades. Dependiendo de sus componentes, las mascarillas faciales pueden aportar al cutis una dosis extra de nutrientes hidratantes, proporcionarle un choque vitamínico o dejarlo más terso gracias a sus fórmulas calmantes, antiedad o antiacné. Incluso pueden protegerte de los rayos del sol.

Las pieles normales mejoran mucho con una mascarilla facial semanal, mientras que para las secas se aconseja una aplicación cada quince días y para las grasas una o dos a la semana.

Mascarillas protectoras pre maquillaje

PN09082012002916

Mascarilla de arcilla o barro: Es una pasta espesa, en ocasiones con ingredientes absorbentes añadidos a hierbas medicinales calmantes; algunos tipos se secan en contacto con la piel. Lo bueno de esta mascarilla, es que absorbe todo tipo de grasa, eliminando as isas células muertas que se encuentran en la piel; las desventajas de ella, pueden ser que irrita las pieles  muy sensibles. Esta mascarilla es demasiado secante para pieles deshidratadas, lo que puede provocar que se cuartee ligeramente. Es ideal para equilibrar y limpiar a fondo las pieles grasas o pieles mixtas, de una a dos veces a la semana. Es perfecto para las pieles adolescentes.

Mascarilla de barro caliente: La fórmula del baro, hace que se caliente en contacto con la superficie de la piel. La ventaja de usar este barro, es que el calor refuerza las propiedades de la mascarilla, que absorbe la grasa, pero en algunas pieles es demasiado fuerte, además que puede irritar los ojos si no se aplica de una manera correcta. El tratamiento con este lodo debe de realizarse una vez por semana en las pieles muy grasas, de lo contrario el efecto no será el mismo.

Mascarilla con efecto lifting: Es una crema que contiene componentes reafirmantes y de antiedad. Lo bueno de usar esta crema es que reafirma la piel, suavizando así las líneas de expresión, pero sus efectos son temporales y no permanecen durante todo un día, también que su precio puede resultar bastante alto. El efecto del lifting en crema, es que te brinda un rejuvenecimiento instantáneo para una noche especial.

Mascarilla hidratante: Es una crema espesa, enriquecida con emolientes. La ventaja de esta crema, es que se puede utilizar diariamente, y para una hidratación intensa, debe colocarse antes de dormir y dejar puesta toda la noche hasta la mañana siguiente. Puede ser demasiado densa o pesada para ciertas pieles y puede dejar la piel con una sensación grasienta. Es ideal para rehidratar una piel sedienta después de una exposición excesiva al sol o al aire acondicionado.

maquillajecasero

Mascarilla calmante: Está compuesta por una base cremosa de consistencia ligera, con ingredientes refrescantes que atraen al cuerpo calma. Al usar esta crema, te permite obtener calma y suavidad en tu área facial, contiene además, un ligero efecto refrescante, pero es menos limpiadora que las otras mascarillas. Esta mascarilla sirve para pieles sensibles.

Mascarilla exfoliante: Este tipo de mascarilla, puede venir en fórmulas de crema o arcilla, que contienen ácidos de frutas o derivados del ácido salicílico, empleados para desprender las células muertas de la piel. Al usar esta arcilla o crema, se estimula la renovación de las células, suavizando de esta forma, las líneas de expresión. Hay que tener precaución al usar la mascarilla exfoliante, pues puede contener componentes inadecuados para algunos tipos de pieles. Los exfoliantes son ideales para dar luminosidad y suavidad a todo tipo de pieles.

Tratamientos caseros

Si tu cutis tiene un aspecto apagado y deslucido, puedes devolverle la vitalidad con un tratamiento facial hecho en casa. Los tratamientos faciales pueden hacer algo más que revitalizar, desintoxicar y nutrir tu piel pues, al dedicarte un tiempo a ti misma, te proporcionan una placentera sensación de relajación. Pruébalos antes de irte a la cama y conciliaras en seguida el sueño. Además, por supuesto, tu piel tendrá un aspecto radiante y el resplandor durara varios días.

Baños de vapor protectores

piel seca

Piel grasa: Añade unas gotas de aceite esencial de árbol del té, al agua de los baños de vapor. Hazte mascarillas que arrastren la grasa y las impurezas.

Piel sensible: Calma tu piel añadiendo al agua de los baños de vapor unas bolsitas de manzanilla o hazte una mascarilla que contenga manzanilla, de efectos antiinflamatorios.

Piel seca: Unas gotas de aceite de oliva virgen en el agua de los baños de vapor te hidrataran la piel; hazte una mascarilla de aguacate, un fruto muy hidratante.

Piel normal: El aceite de almendras dulces añadido al agua de los baños de vapor aportara resplandor a tu piel. Las mascarillas en gel que contienen pepino resultan muy refrescantes.

Piel mixta: Haz baños de vapor simplemente con agua, o añade unas gotas de aceite de lavanda; utiliza una mascarilla para pieles grasas en la zona “T” y otra para pieles normales en el resto de la cara.

Luego de aplicar estos tratamientos, tu maquillaje resaltará tu cutis y tus rasgos como nunca antes. Pruébalo y veras!

Recomendados:

Hasta la próxima!!!

Lcda. Mary Rondón

Autora del Libro “Poderes Sanadores”



Deja un Comentario

Leer más
Como Maquillarse los Ojos con Bolsas

Ahora te voy a dar un truco de maquillaje para que puedas disimular las bolsas que están en la zona...

Cerrar